Germán López: «La mujer en África es mucho más consciente de la necesidad de ...

Las conferencias que se han estado impartiendo tanto en el campus y en la sede Ciudad de Alicante de la UA, como en el Aula de Cultura de CAM, reflejan la importancia que tiene la labor de la mujer africana en todo lo relacionado con la calidad de vida y el bienestar de la familia, así como en el mantenimiento de los recursos naturales.

El director de la Cátedra Jane Goodall, Germán López, asegura que «el propio título del ciclo -'Mujer y conservación de la naturaleza en África'- refleja bien la idea de que las mujeres son mucho más conscientes de cómo la limitación de los recursos naturales puede afectar al bienestar de la familia».

Tal y como explica López, la mujer, en muchas partes de África, representan el principal motor de la familia, recogiendo leña, yendo a por agua, cultivando, etc., por lo que «saben bien que cuidando el medio ambiente también cuidan la calidad de vida con que cuentan». El director de la Cátedra añade que «en las sociedades occidentales, la figura femenina sigue siendo muy importante en el ámbito familiar, pero en África resulta mucho más esencial».

A todo ello hay que añadir el hecho de que «se encuentran en una posición social muy subordinada con respecto al hombre». Para Germán López, «la mujer muestra una gran valentía, ya que tiene que luchar contra la tradición de siglos con esa idea de inferioridad».

La presencia de ponentes como las senegalesas Diba Diallo y Woulimata Thiaw, ha permitido contar con una visión directa de lo que ocurre allí, con experiencias sobre la necesidad de acometer proyectos que redunden en un beneficio del medio ambiente y, a la vez, de la calidad de vida, que por otra parte, también tiene una repercusión positiva sobre los hombres, a pesar de las trabas que estos han puesto a las mujeres.

Otro de los participantes en las conferencias ha sido el alumno, Abraham Mas, quien fue becado el curso pasado por la Cátedra, junto con Neus Estela, lo que les permitió permanecer un mes en Senegal. Durante tres semanas, estuvieron colaborando en el área del proyecto con el Instituto Jane Goodall.

Mas habló de su experiencia en la investigación y conservación de chimpancés en Senegal. En cuanto a Neus, tuvo que regresar al país africano, para seguir trabajando junto con dicho Instituto, en un proyecto de sensibilización. Lo que se pretende es consolidar y hacer viable una reserva natural de chimpancés, cuyo último reducto se encuentra situado en el Sureste de Senegal.

Germán López recuerda la apertura por parte de la Cátedra de una nueva convocatoria de becas para estudiantes, que permitirá a otros dos alumnos viajar a Senegal y colaborar con el Instituto Jane Goodall en diferentes tareas. La fecha prevista para el desplazamiento es el mes de abril, ya que «pretendemos que afecte lo mínimo posible al desarrollo de la actividad académica».

El balance de las actividades desarrolladas por la Cátedra Jane Goodall desde que se creó es positivo, a tenor de las palabras de Germán López, quien destaca iniciativas como las conferencias, las becas y el premio Jane Goodall, que «pretendemos seguir organizando durante este año académico». Además, según señala, «hemos ampliado nuestro programa con la solicitud de financiación para realizar una serie de proyectos sobre el terreno, junto con el Instituto, y hemos tenido suerte, ya que podremos desarrollarlos finalmente».