Hallan dos cuentos inéditos de Miguel Hernández

El comisario del Centenario, José Carlos Rovira, define las obras infantiles del Poeta como «cuatro metáforas de libertad»

Aparecieron manuscritos en papel higiénico en los papeles de un compañero de prisión

Hallan dos cuentos inéditos de Miguel Hernández

El profesor José Carlos Rovira. :: ALEX DOMÍNGUEZ

Hasta hoy se creía que el poeta Miguel Hernández había escrito dos cuentos breves para su hijo Manuel durante su estancia en la prisión de Alicante. El profesor José Carlos Rovira, comisario del Centenario del Poeta, anunció ayer sábado el hallazgo de otras dos narraciones infantiles más, dirigidas también a Manolillo, que han permanecido inéditas desde su muerte, acaecida hoy hace exactamente sesenta y ocho años.

En el curso del programa radiofónico 'A vivir que son dos días', de la 'Cadena SER', realizado ayer en Elche para conmemorar el aniversario de la muerte de Miguel Hernández, Rovira adelantó este descubrimiento que completará, dijo, el próximo mes de septiembre cuando presente la gran exposición internacional sobre el poeta alicantino que albergará la Biblioteca Nacional en Madrid.

En la tertulia con la presentadora del programa, Monserrat Domínguez, y con el escritor y filólogo José Luis Ferris, otro especialista en la obra hernandiana, Rovira desveló el título de los dos nuevos cuentos: 'La gatita Mancha y el ovillo rojo' y 'Un hogar en el árbol'. Estas dos obras breves habrían sido escritas por Miguel Hernández en la misma época que 'El conejito' y 'El potro obscuro', los dos que se conocían hasta ahora y que han sido editados en facsímil este año con motivo del Centenario.

Durante los trabajos para recopilar y ordenar los materiales de la exposición, Rovira se puso en contacto con la familia de uno de los compañeros de Miguel Hernández en la prisión de Alicante, Eusebio Oca, un maestro nacional y dibujante que había sido condenado a veinte años de cárcel y que fue uno de los apoyos del Poeta durante sus últimos días de vida. El hijo de éste reconoció como obra de su padre los dibujos que ilustran el librito de cuentos 'Para Manolillo', conocido hasta ahora, porque se parecían a otros que conservaba entre los papeles de su padre. Fue así como Rovira dio con los dos nuevos cuentos, y con el original de los que hasta ahora se conocían, que aparecieron escritos en papel higiénico de estraza, de puño y letra de Miguel Hernández, y encuadernados de forma rústica con un cordel. Eusebio Oca sería, por lo tanto, el autor de los dibujos de 'El potro obscuro' y 'El Conejito' que hasta ahora se atribuían al Poeta.

Según explicó el comisario, que es también presidente de la comisión ejecutiva nacional del Centenario, éstas son muy probablemente las últimas obras escritas por el autor de 'Cancionero y Romancero de Ausencias', cuando se encontraba ya muy enfermo de tuberculosis en el penal donde falleció el 28 de marzo de 1942. En las cartas que el Poeta escribió en aquella época a su esposa, Miguel Hernández pedía a Josefina Manresa que le fuera a visitar a la prisión con su hijo pequeño porque quería entregarle unos cuentos que estaba traduciendo para cuando aprendiera a leer. Rovira cree que esta alusión a una traducción era en realidad un mensaje dirigido a los censores de su correspondencia para que le permitieran pasar sus escritos a su familia, y que no cabe duda de que los cuatro textos son originales.

 

MIGUEL HERNÁNDEZ

Biografía

Así vivió y murió el pastor que se convirtió en poeta

MIGUEL HERNÁNDEZ

Bibliografía

Publicaciones básicas para conocer la obra del oriolano

 





Miguel Hernández | Vídeos