Festival de Cine de Alicante

«Mi padre siempre tenía algo inteligente que decir»

Fernando García-Berlanga Manrique Locutor de radio

«Ahora los países árabes en transición tras las revueltas vivirán su 'Bienvenido, míster Obama'»

«Mi padre siempre tenía algo inteligente que decir»

Fernando García-Berlanga. :: C. R.

Fernando García-Berlanga es hijo de uno de los maestros del cine español: Luis García Berlanga. Pocos directores de cine dejaron tal legado de historia en sus cintas, sobre todo, en la manera de reflejar la tan difícil sociedad de la posguerra. Su hijo, Fernando García-Berlanga, no se aleja de su padre, reflejando el día a día, pero eso sí, desde otro medio, el de las ondas, la radio.

- ¿Qué le parece el homenaje que rinde Ciudad de la Luz a su padre?

- Siempre es un placer ver como homenajean a tu padre. La familia estamos siempre agradecidos y además, con la Ciudad de la Luz y con Alicante especialmente, porque siempre nos han tenido mucha consideración. Ahora somos la familia los que recogemos el testigo.

- ¿Qué recuerdo le viene a la mente cuando hablan maravillas de su padre?

- Siempre son muchos y buenos recuerdos. Pero sobre todo le recuerdo de mayor. Siempre fue muy inteligente y cuando empezó a necesitar ayuda en el día a día estuve mucho tiempo a su lado. Siempre tenía unas palabras para aportar equilibrio a situaciones difíciles.

- Todavía hoy sus películas son vistas y admiradas. ¿Cree que algún día pasará de moda?

- Eso es algo que no se puede saber, pero de momento, es evidente que fue un visionario que supo plasmar lo que sucedía en la sociedad española de una forma única. Que la Real Academia de la Lengua quiera aceptar el término «berlanguiano» como calificativo plasma que su trabajo tuvo que ser muy bueno.

- Una de sus películas es 'Todos a la cárcel' y trata sobre la política. ¿Anticipó algunos casos que salpican la actualidad?

- Sin duda, pero no solo la corrupción. Ahora Obama prepara un plan Marshall, aunque tendrá otro nombre, para los países árabes que han tenido revueltas. Ahí reside la grandeza de sus películas y el por qué resisten al paso del tiempo.

- Pese a vivir el cine de primera mano desde niño, se ha dedicado a la radio. ¿No ha pensado en ponerse detrás de una cámara?

- A veces tengo un poco de gusanillo. Pero más que de ser director, de escribir guiones. Lo he intentado un par de veces pero lo he dejado. Mi oficio es la radio.

 

 



Festival de Cine | Vídeos