Festival de Cine de Alicante

Sangre y ternura para el primer día

El Festival de Cine de Alicante acoge la proyección de los dos primeros largometrajes a concurso

Una comedia «caníbal» de Tirso Calero y una historia «verdadera» de Luis Sola llenan el Aula CAM de Alicante

Sangre y ternura para el primer día

La actriz Susana Estrada y el director Tirso Calero, ayer, en la presentación de 'Carne cruda'. :: R. MOLINA

Tras la gala inaugural del Festival de Cine de Alicante, el certamen inició ayer el plato fuerte de sus actividades, la emisión de los largometrajes a concurso que lucharán por los diferentes premios que se otorgan.

Ayer fue el turno, por la mañana, de las presentaciones de las dos películas que se emitieron por la tarde en el Aula Cam de Alicante: 'Carne cruda', del director alcoyano Tirso Calero y 'La curva de la felicidad o la crisis de los cuarenta', de Luis Sola.

La primera de las presentaciones fue la de 'Carne cruda'. Susana Estrada, una de las protagonistas del filme, acompañó al director Tirso Calero. Alejandro Tous, Canco Rodríguez y Rebeca Valls son otros de los actores que encarnan a diferentes personajes de esta comedia en la que «la lucha entre el bien y el mal acecha a un vendedor de pisos envuelto en una secta caníbal», como indicó Calero.

En concreto, la trama trata sobre un joven vendedor de pisos que a través de una hippy se ve envuelto en una secta caníbal. Con ciertos toques gore en los que la sangre y la carne humana conforman las brochetas del menú, la lucha entre el bien y el mal del protagonista centra, bajo la comedia, la historia narrada.

Según explicó el director alcoyano, «se trata de una comedia de terror que rinde un pequeño homenaje al cine de género de las décadas de los setenta y ochenta y que también alberga ciertos toques gore que a determinados espectadores puede incluso impresionar».

Para Susana Estrada, la vuelta al cine ha sido un placer. Visiblemente encantada con su papel en el filme, no dudó en expresar que «tras un tiempo sin hacer cine, ha sido un auténtico gusto volver a rodar. Además, es la primera película de Tirso y me encantó verlo sufrir mientras la grabábamos».

Por otra parte, en referencia a su papel, al actriz afirmó desconocer «por qué siempre hago de mala. Creo que aunque me gustaría hacer papeles de buena, se me dan mejor los personajes malvados, o eso al menos piensan los que me contratan». Sobre su vuelta al trabajo cinematográfico, Estrada reveló que «siempre que me plantean volver al cine, no me lo pienso, es mi asignatura pendiente. Me encantó el proyecto de Tirso y apoyar a los directores que empiezan, con muchas agallas, es un lujo. Además, mi trabajo es de producción musical y para esta película se ha utilizado una de mis composiciones».

En el turno de preguntas, Tirso Calero se refirió al Festival de Cine de Alicante como un «gran trampolín para el cine español. Con la situación actual, es muy difícil hacer cine y que tenga salida. Quizás, dentro de unos años, sean solo los festivales los lugares donde muchas películas tengan la oportunidad de poder salir a la luz».

La crisis de los 40

La segunda de las películas presentadas fue 'La curva de la felicidad o la crisis de los cuarenta', dirigida por Luis Sola e interpretada por Pedro Reyes, que estuvo en la presentación, Jesús Cisneros, Yolanda Arestegui, Antonio Vico y Josu Ormaetxe. El cineasta explicó el filme presentado a concurso como «una comedia que refleja la situación de muchas personas al cumplir una edad tan señalada como los cuarenta. En concreto, el protagonista une la crisis de los cuarenta a un divorcio y la dificultad para abrirse camino tras esa ruptura».

Se trata de una historia social que se ha extraído del texto de la obra de teatro homónima que lleva «tres millones de euros recaudados en más de 4 años ininterrumpidos en los teatros de España», explicó el productor, Enrique Ortuño.

Para Pedro Reyes, reconocido actor y protagonista del filme de Sola, la historia se trata de «un estadio del hombre moderno que la película refleja de forma real, por lo que se acerca el espectador. El personaje se separa y tiene muchas inseguridades y dificultades, como encontrar piso y vivir solo en él, cosa que le hace ser muy tierno a la vez que cómico».

En el mismo sentido, el actor malagueño comentó con su peculiar tono humorístico que «no se trata de una película trascendental. Es una comedia que trata la realidad verdadera. A veces el hombre se cree el rey de la creación y en realidad siente miedo. Incluso los políticos pueden ser personas y tener la crisis de los cuarenta».

Finalmente, el director de la película a concurso, Luis Sola, quiso incidir en la adaptación del texto teatral para hacer la película explicando que «la obra es muy buena y por eso lleva tanto tiempo en cartel. La película es una adaptación pero siempre tienes muchos matices y diferencias. En este caso, creo que la más destacable es que los actores que la han rodado han tenido mucha química, y eso lo siente el espectador como un auténtico puñetazo. Ha habido ratos en los que hemos tenido que parar los rodajes porque nos estábamos riendo tanto que era imposible trabajar».

Ambas películas se proyectaron a partir de las 20 horas en Aula CAM. Hoy se proyectarán, en el mismo espacio y a la misma hora, otras dos de las películas a concurso: 'Sin cobertura' y 'Mami blue'.

 

 



Festival de Cine | Vídeos